Fitness

Foam Rolling, Una Nueva Alternativa

El “foam rolling” ha pasado de ser una técnica misteriosa usada por los atletas de élite a algo que podemos encontrar cada día dentro de un BOX practicándolo cualquier persona sea cual sea su acondicionamiento físico. Además se ha convertido en una de las técnicas de recuperación muscular más populares por sus beneficios y por ser muy económica, ya que basta con un foam roller o rodillo de espuma, para practicarlo.

Basado en la utilización de nuestro propio peso y agilidad, para “rodar” por la zona de nuestro cuerpo que pretendamos “masajear”, se ha llegado a considerar como una pseudo-técnica terapéutica de las que ofrecen los fisioterapeutas o masajistas profesionales, guardando las distancias, pues obviamente esta persona podrá tratarnos de una manera mucho más profunda y aliviar o eliminar el problema muscular que nos causa el dolor.

La técnica de liberación miofascial forma parte de muchas sesiones de y básicamente se trata de realizar un masaje sobre las zonas afectadas utilizando como instrumento un rodillo masajeador. Para realizar esta técnica simplemente hay que colocarse encima del rodillo sobre la parte afectada y rodar lentamente sobre el. La presión de ejercicio puede controlarse variando la carga ya que es el propio peso corporal el que ejerce la presión sobre el rodillo.

Los puntos gatillos o trigger points, son una especie de “nudos” específicos que se producen en distintos puntos del músculo, aunque al aplicar presión sobre ellos el dolor puede extenderse a otras zonas alejadas de ese punto. Por supuesto, es nuestro peso corporal quién manda a la hora de decidir qué presión aplicamos, pero en ningún caso debe llegar a ser doloroso. La aplicación debe ser lenta y progresiva sobre los puntos gatillo, que pueden encontrarse a través de la auto exploración.

El Foam Roller está siendo cada vez más como una herramienta a incorporar en la rutina del entrenamiento, en la parte de movilidad y/o estiramientos (calentamiento y vuelta a la calma). Es así que su uso se aplica generalmente en dos momentos clave: antes y después de la sesión de entrenamiento, permitiendo reducir el dolor y activando la musculatura para emprender el ejercicio.

Entre los efectos positivos que puede causar la utilización del Foam Roller podemos encontrar:

  • Mejorar la circulación a través de la piel, fascia, músculos, e incluso tendones y ligamentos.
  • Debido a la efectiva irrigación sanguínea, se conseguirá un mejor intercambio de nutrientes, y de los productos de deshecho circulantes provocados por el metabolismo celular y agrandado por el estrés físico.
  • Corregir ciertos problemas de movilidad, flexibilidad, debido a que puede reducir los problemas de acortamiento de músculos, tendones y ligamentos.
  • Corregir los posibles desequilibrios musculares por miembros musculares acortados
  • Generar un mayor rango de movimiento muscular, descomprimiendo zonas que se encuentran bajo tensión, o bien por falta del trabajo de liberación en los estiramientos.
  • Mejora del trabajo de estabilizadores
  • Incremento de la flexibilidad
  • Evitar posibles contracturas musculares y lesiones
  • Reducción del estrés, al incrementar la sensación de relajación tras el masaje.

Mundocaribe

Agregar un comentario

Click aquí para agregar un comentario