Actualidad

La moda de los food trucks

los food trucks son más que camiones que venden comida preparada se han convertido en una tendencia. Estos camiones están listos para ofrecer menús aptos para jóvenes que trabajan en oficina, sin embargo, la comida es sólo el inicio: presentaciones gourmet, carros decorados por diseñadores y servicio personalizado aderezan la oferta.

Aprovechar la oportunidad de satisfacer el hambre personas que buscan rapidez, atención, y la experiencia de nuevos conceptos en comida gourmet sin la necesidad de hacer una reservación, es algo que atrae cada vez más a jóvenes emprendedores y sus food trucks.

La historia cuenta que este movimiento comenzó en el Reino Unido, dentro de las bases militares durante la segunda guerra mundial. La necesidad surge cuando, por la reubicación inmediata que debían tener los militares en cada operativo de ataque, resultaba más funcional y cómodo llevarles el alimento en camiones o automóviles que montar una infraestructura improvisada que tendría que desmontarse para estar en otra locación con la requerida urgencia.

Y como todo lo que se crea con un fin termina comúnmente empleado en otro y genera un efecto de bola de nieve, el novedoso concepto con el tiempo se empezó a comercializar a lo largo de Canadá y los Estados Unidos donde súbitamente nació una ávida clientela, conformada en su mayoría por oficinistas que preferían la comodidad de los restaurantes sobre ruedas a verse involucrados en el tedioso proceso de meseros y propinas. Así, lograban siempre el cometido de alimentarse a gusto sin dejar de lado responsabilidades prioritarias.

Aunque los “food trucks” son mayormente negocios independientes de emprendedores comerciantes, muchos restaurantes ya establecidos y que cuentan con un notorio reconocimiento público, han decidido sumarse a la onda móvil. Con este sistema llevan sus platillos a una comunidad más amplia y se dan a conocer en diversas áreas.

Este “movimiento nómada” puede llegar a cualquier lugar de la ciudad ya que los camiones no tienen un punto fijo. Durante los fines de semana se sitúan normalmente cerca de sitios donde hay un flujo constante de gente, y entre semana es cuestión de seguirlos vía Internet para anotar en nuestra lista de prioridades en qué calle cercana los podemos encontrar.

Los “food trucks” son también sinónimo de modernidad. Y es que sin un lugar fijo donde situarse, buena parte de su éxito depende de que sean ubicados de forma correcta. Para ello, nada mejor que medios sociales como twitter o facebook, donde muchos de ellos anuncian cada día su nueva localización, extras del menú y fotos de la jornada.

Uno de los atractivos principales de este movimiento es que manifiesta el placer de lo despreocupado y lo sencillo. El sistema es simple: llegar, escoger y comer, mientras se disfruta de un ambiente agradable al aire libre que permite despejar las presiones y compartir amenamente con los demás comensales. Por otra parte, los dueños de estos camiones imprimen su personalidad en el diseño de cada uno, y es esto lo que los hace más atractivos: son un festival de colores enérgicos, nombres sugestivos, y arte gráfico con un característico tono urbano, que hacen girar la cabeza de cualquiera que los vea pasar.

Mundocaribe

Agregar un comentario

Click aquí para agregar un comentario