Actualidad

Las Reinas Populares de Barranquilla

Las brisas de diciembre vienen cargadas de sones cumbiamberos. Este fin de semana el Carnaval de Barranquilla 2017 calentó motores con los recorridos de Coronaciones de las candidatas del Reinado Popular.

Los barrios Las Moras, Siete de Abril, Los Almendros, Las Américas, Carrizal 2, Santuario 1, Santuario 2, Santuario 3 y La Victoria se llenaron de color, alegría y tradición con espectáculos organizados por sus soberanas y sus comitivas, a donde llegaron la actual Reina Popular, María Fernanda Iriarte, el rey Momo 2017, Germán Álvarez, y el equipo de Carnaval de Barranquilla S.A.S. para acompañar a miles de carnavaleros a vivir la fiesta en las calles, porque ¡Quien lo vive es quien lo goza!

El pasado viernes la primera parada ‘real’ fue en Las Moras, donde Yineth Nieto deleitó al público con sus dotes artísticos para la cumbia, la salsa y el mapalé. La ruta carnavalera siguió en Siete de Abril para coronar a Yoselín Pastrana, quien decretó la rumba hasta el Miércoles de Ceniza. El mismo mandato se hizo sentir en el Parque del barrio Los Almendros, donde Sandy Milena Maza se ciñó su diadema a ritmo de garabato y champeta.

El sábado también se puso bacano en los barrios. Pitos, carteles, camisetas, muestras folclóricas y, por supuesto, la tradicional olla de sancocho, no se hicieron esperar en el suroccidente de Barranquilla. Keysi Jiménez, de Las Américas, ratificó su nombramiento rodeada de sus vecinos, quienes por primera vez recibieron la visita de la realeza carnavalera. Luego la alegría se trasladó al barrio Carrizal 2, en el que Ditzy Dager formó su propia calle del vacile.

Al caer la noche, Angy Blanco ‘coloreó’ de tradición el barrio Santuario 2, donde alternó su coronación con homenajes a símbolos del Carnaval residentes en su sector, como el popular disfraz de El Descabezado, creado por Ismael Escorcia. Más tarde, Pura Cecilia Vergara dio rienda suelta al desorden en El Santuario 3: “Ya soy ganadora. Vine a gozarme el Carnaval para que Barranquilla conozca la esencia de mi barrio”, dijo entre aplausos.

Pero había más rumba en el sector. Heidy Rivera Villadiego, de El Santuario 1, leyó su propio Bando y declaró que “aquí no se permite la tacañería, porque esta es la fiesta de la alegría”, para luego ceñirse la corona con una pollera color amarillo. Y la noche sabatina cerró con júbilo en La Victoria, donde Kiara Domínguez tenía preparada una parada carnavalera con sus familiares y vecinos.

Mundocaribe

Agregar un comentario

Click aquí para agregar un comentario