Descubre

Mykonos : isla de fiesta y diversión

Probablemente sea la más famosa isla griega. Tiene un paisaje típicamente cicládico. Es árida y está rodeada de magníficas playas. Debe su fama a la belleza de su capital, Chora, a sus casitas blancas de pasajes estrechos y entrañables, así como a sus numerosas playas de gran calidad. Se trata de una isla muy visitada, con una vida nocturna muy acentuada y loca.

Según la mitología griega, la isla fue nombrada así por el héroe Mykono, hijo de Apolo; por lo tanto, es la isla de la luz, pues aquél del que tomó su nombre tenía vínculos familiares con el luminoso Apolo. Se dice también que fue allí donde el legendario Heracles (Hércules) mató a los gigantes, cuyos cuerpos petrificados formaron las rocas de la isla. En otra versión del mito, es el mismísimo Poseidón quien levanta las rocas que forman la isla, también en contra de los gigantes.

Mykonos es pequeña y muy manejable, además ofrece interesantes lugares para visitar situados en la propia capital, como la Pequeña Venecia, el casco antiguo, los Molinos o el puerto. Y, por supuesto, las hermosas playas destino de turistas que buscan sol y fiesta. Una de las curiosidades de la isla es que el visitante puede encontrarse pelícanos por cualquier rincón de la isla, y ya son todo un símbolo. Son aves muy hermosas y bastante grandes – miden en torno a un metro -, con plumas rosadas y un inmenso pico anaranjado. Lo más sorprendente es que se mueven entre los habitantes de la isla y los visitantes sin ningún miedo. De ahí que se hayan convertido en los modelos favoritos de los turistas que fotografían y filman por la isla.

El casco antiguo de Mykonos llama la atención por sus casitas encaladas. Las calles angostas y laberínticas están llenas de negocios de todo tipo para ir de compras: desde tiendas con productos típicos hasta boutiques de marcas conocidas.  Solo hace falta perderse entre sus callejuelas para descubrir rincones diferentes y alguno de los lugares más hermosos de la ciudad, como es el caso del puerto, la Pequeña Venecia o los Molinos.

La Pequeña Venecia es una de las zonas más bellas y más fotografiadas de la isla. También es conocida como Alevkandra, ya que en griego “levkanoun” quiere decir “lavar” y en esta zona lavaban las mujeres la ropa. Se encuentra en la parte baja de la capital y su belleza se debe al conjunto de casas construidas sobre el agua, como en Venecia. En los bajos de muchas de estas casas se encuentran algunos de los bares de copas más visitados de la isla, así como galerías de arte en la que exponen artistas afincados en la isla.

En el puerto pequeño, que está en el casco antiguo, se encuentran los barcos pesqueros de los habitantes mezclados con los yates de lujo. Desde allí salen barcos pequeños que pueden llevarles a diferentes puntos de la isla y a la isla de Delos. En el puerto también se concentran algunos de los mejores restaurantes de la isla, con vistas al mar, donde pueden degustar los platos típicos de la gastronomía griega y los deliciosos vinos.

Los molinos de viento forman parte del paisaje y constituyen ya un símbolo de la isla. Destacan por su color blanco que, con la luz de Mykonos, se hace más intenso. En su origen servían para moler el grano de los campos de la isla, aprovechando los fuertes vientos de la zona. Aunque en la actualidad ya no están en funcionamiento, son uno de los más grandes atractivos turísticos de la isla; algunos han sido restaurados para ser museos.

Mykonos es representación de la gastronomía Griega, es famosa en aperitivos como kopanisti, ksinotira, louza y salsas. Los platillos más populares son el Moussaka y Pastitsio; Souvlaki y Gyros que son carne de cerdo o res rostizada en un pan llamado Pita y acompañado de salsa Tzatziki. Y para los postres los más populares son Baklava, Ghalatoboureko, Loukoumia y Loukoumades. Para finalizar, no olvide preguntar al chef por el aperitivo o también llamados Meze siendo el equivalente a las tapas, los aperitivos incluyen carne, queso y otras delicias, todas se sirven en el mismo plato. Los aperitivos normalmente se sirven con ouzo, la bebida más tradicional, pero también se puede servir con vino.

Las playas de Mykonos, son uno de los mayores atractivos de la isla del Mar Egeo, no solo por su belleza natural, sino que son la columna vertebral de toda la rumba. Mykonos recuerda un poco a Ibiza: es una isla de fiesta y diversión que atrae todos los años a cientos de visitantes que buscan adentrarse en su vida nocturna. Al contrario de otras islas griegas, es un destino para pasarlo bien, donde pueden asistir a auténticos espectáculos nocturnos de lo más atrevidos.

Los jóvenes con ganas de “party” llegan en grupos de todas partes del mundo y se instalan en hoteles o apartamentos cerca de las playas con más movida, como es el caso de la Playa Paradise, llena de chiringuitos, bares y clubs donde se puede bailar y tomar copas toda la noche.

En este mundo convulso que nos ha tocado vivir, Mykonos, una isla libre y abierta, una isla que acoge al viajero sin hacerle preguntas, esperando que del intercambio sólo salgan cosas mejores; es un puntito de esperanza, es una luz que brilla en la noche y que nos llama, como un faro en mitad del mar.

Mundocaribe

Agregar un comentario

Click aquí para agregar un comentario